Acompañamiento Gestalt

«Es imposible para cualquiera ser verdaderamente feliz hasta que no seamos felices de forma más generalizada. Sin embargo, si conseguimos contactar con esta terrible realidad, existe también en ella una potencialidad creativa». (2,2,12 – PHG)

El acompañamiento Gestalt significa acompañar para que seas consciente que tienes a tu disposición los recursos adecuados para superar las dificultades que tu vida personal, familiar o laboral te pueden generar. El objetivo es que con todo ello puedas empoderarte.

De la misma forma, en el proceso se pretende respetarte y que puedas aprender a respetarte a tí mism@. Y en ese acompañamiento, surge también el contacto único, porque puedo acompañar a la persona siendo quien soy en este momento presente.

Un contacto en el que durante sesiones de 1h estoy disponible para generarte un espacio de escucha incondicional. Ahí vamos a experimentar, conectar contigo mism@ en relación con el otro. Voy a apoyar aquello que te pueda ocurrir durante el proceso. Las sesiones pueden ser físicamente en una sala, en un espacio abierto, en tu casa u online.

Para todo ello, la base teórica en la cual me sustento es la Terapia Gestalt desarrollada a partir del enfoque de la Teoría del Self, expuesta por primera vez en el libro «Terapia Gestalt: Excitación y crecimiento de la personalidad humana«(1951), escrito por Frederick S. Perls, Ralph F. Hefferline y Paul Goodman.

¿Y qué es la Terapia Gestalt?

Tal como indican en el centro de Terapia Gestalt de Castellón, donde me formé:

«La Terapia Gestalt es un modelo de psicoterapia surgido a mitad del siglo pasado, fruto de la evolución de diferentes ideas. Entonces eran revolucionarias, en la forma de concebir a la persona y su funcionamiento en un entorno complejo de relaciones, sociedad y cultura.

Se caracteriza por un modo de hacer terapia no interpretativo ni directivo. No se ve al terapeuta como poseedor de la verdad y al cliente como mero receptor de consejos o soluciones. Ambos tienen un papel activo en la terapia. Es la relación que forman terapeuta y cliente lo que facilita el cambio y no intervenciones magistrales o recetas. Por ello se trabaja en el presente de esta relación entre cliente y terapeuta, que se erige en un lugar de experimentación privilegiado para la persona.»

Modo de relación
Los problemas no están sólo en el interior de la persona o en su inconsciente. Sino que se hallan en el modo en que se relaciona con su mundo.
Emociones
Lo significativo para la persona es lo que le emociona y en lo que se siente implicado.
Potenciar la atención presente
Potenciar la atención presente, una capacidad de la conciencia distinta de la conciencia reflexiva. Habitualmente está sobrevalorada y dificulta vivir en el aquí y ahora.
Atención holística
Atender el proceso constante de aparición de necesidades, deseos y emociones, de un modo global, sin dividir cuerpo –emoción – pensamiento.
Espontaneidad
Recuperar la espontaneidad y la atención hacia lo inmediato.
Potenciación de la creatividad
Potenciar las formas creativas con que la persona se ajusta a su entorno y desbloquear los modos improductivos.
Desarrollo sano de la personalidad
Desarrollar la personalidad, como un elemento en constante crecimiento, flexible y adaptable a las propias necesidades y las características del entorno.

¿Y entonces, por qué acompañamiento gestalt y no terapia gestalt?

La palabra terapia, en su raíz significa tratamiento, mientras que acompañamiento significa «compaña – en latín con pan», es decir, a la persona se le alimenta, se le nutre. Por tanto, en este proceso de acompañamiento gestalt, mi interés es que la persona se pueda nutrir. Y, a través de ese proceso, pueda darse cuenta de aquello que le ocurre.

En ningún momento voy a realizar un tratamiento psicológico y tampoco no voy a tratar a ninguna persona con trastornos mentales, para los cuales hay psicoterapeutas cualificados en el ámbito clínico como Antonio Sellés.

«El profesional gestáltico necesita ser un profesional creativo con un rico transfondo personal que celebra la vida. Celebra la esencia, la belleza, la bondad, las capacidades y las posibilidades futuras de otra persona que es ingeniosa, experencial, con una rica imaginería interna, y un sentido de la gracia, de la estructura, del orden y del ritmo de la vida.«

Joseph C. Zinker

pexels-matheus-viana-3541916-e1601586440321

¿Interesada en iniciar un proceso de acompañamiento?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad